España: la mitad de la población se fija en la huella social de las empresas al comprar

El grupo de edad que reconoce verse influido por la RSC en sus decisiones de compra es el comprendido entre los 18 y los 45 años, con más del 60%, mientras que baja hasta el 42% en grupos con más años.

El 52% de los ciudadanos tuvieron en cuenta los valores sociales de las empresas a la hora de tomar decisiones de compra en 2022. Según indica la encuesta DYM para La Información, tanto hombres -con un 53%- como mujeres -50%- reparan en la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las firmas. Asimismo, el conocimiento sobre este tipo de prácticas empresariales, que tratan de generar un impacto social positivo, ha aumentado.

En concreto, la conciencia sobre estas acciones ha crecido en un 3% respecto al año anterior (2021), situándose de este modo en el 51%. En España este dato aún es más alto: casi el 60% de los ciudadanos aseguran saber de qué se trata la RSC, un modelo de dirección de la línea empresarial que se basa en generar un impacto social y/o medioambiental efectivo con el conjunto de la sociedad.

Sin embargo, estos datos van más allá. Frente a este aumento del interés por el perfil social de las firmas, la mitad de la ciudadanía española recrimina que realmente la mayoría de las empresas no realizan estos gestos sociales de forma veraz, sino que en su opinión se trata de apariencia. Mientras tanto, el 20% del total de 1.006 encuestados en España asegura que las compañías únicamente valoran sus negocios y no dan importancia a estos aspectos.

Del total de entrevistados, solamente el 15% percibe que las empresas tengan en cuenta realmente la RSC y la sostenibilidad. A pesar de esto se debe valorar que los porcentajes de confianza en las acciones de RSC han sido más positivos que los revelados en 2021 por la misma encuesta. Ese año, hasta el 24% de las personas aseguraron que el único interés de las empresas era el beneficio económico.

En cambio, los datos globales del estudio, realizado a un total de 29,269 personas en 36 países de todo el mundo, señalan que la postura de la ciudadanía cobra cada vez más una visión más escéptica. Un 3% más, hasta el 42%, consideró que los negocios no están adoptando seriamente una posición a favor de la Responsabilidad Social Corporativa y que sus acciones sólo han sido llevadas a cabo por un interés de imagen. En cuanto a aquellos que creen que las marcas están siguiendo seriamente las directrices para una RSC correcta, el dato global se mantiene en línea con el nacional, en el 16%.

A pesar de esta información, una proporción más pequeña de personas ven influenciadas sus decisiones de compra por los esfuerzos de las compañías respecto a la Responsabilidad Social Corporativa en comparación a 2021. La encuesta asegura que la desconfianza en las marcas se ha trasladado en un desinterés mayor en el momento de guiar dichas decisiones basadas en las acciones sociales de las empresas.

Finalmente, el estudio muestra que el nivel de formación educativa de las personas está directamente relacionado con su grado de concienciación a nivel global. “Un mayor nivel educativo se traduce en una mayor concienciación sobre la RSC”, señala. En concreto, Europa encabeza la lista de reconocimiento de este modelo de dirección de los negocios.