Terma sigue apostando al cuidado del planeta con sus botellas 100% recicladas y listas para reciclar

El plástico tarda entre 100 y 1.000 años en desintegrarse y Argentina es uno de los países de América Latina que más genera desechos plásticos del continente. Frente a esta problemática mundial, Terma continúa con su iniciativa de concientizar a través de sus botellas hechas de otras botellas.

En los últimos años, se ha detectado un incremento exponencial del consumo de plásticos y se estima que los argentinos consumen anualmente 40 kg de plástico por persona. Frente a este problema que afecta a todo el mundo, surgen ciertos interrogantes como ¿A dónde van a parar estos residuos? ¿qué hacen con ellos?

Terma y el cuidado del ambiente: ¿Por qué es importante reducir residuos? 

Desde sus orígenes, Terma es un producto elegido por los argentinos por su composición de hierbas regionales y la variedad de sabores que lo caracterizan. Esta conexión genuina con lo simple, la tierra y la naturaleza continúa al día de hoy, tan es así que es una marca que siempre está atenta a los intereses de sus consumidores adoptando innovaciones y acciones en materia de sostenibilidad. 

Desde 2022, la marca líder en aperitivos sin alcohol dió un paso más en su búsqueda de tener un impacto positivo y reducir el consumo de plásticos, lanzando al mercado sus nuevas botellas hechas 100% con material reciclado – disponible en Terma Citrus y Terma Patagónico.

Para producir estos nuevos envases reciclados, la marca líder en el segmento de “aperitivo sin alcohol” compra PCR reciclado, logrando reemplazar 24 toneladas de PET virgen por PET reciclado, evitando la emisión de 51 toneladas de CO2 al ambiente en tres meses. Con esta innovación, Terma reafirma su compromiso de cuidar el ambiente, reutilizando plástico y reinsertandolo al sistema productivo. 

Trabajar en conjunto por un futuro sustentable 

Partiendo de la premisa de reducir el impacto de plásticos, Terma realizó una alianza estratégica con la Cooperativa Villa Itatí de la localidad de Quilmes, donde más de 80 trabajadores realizan tareas de acopio, clasificación y luego venta de materiales reciclables de residuos urbanos, así como también desempeñan acciones sociales con foco educacional, cultural y de prevención a través de su Centro de Apoyo Escolar, el Centro de Noche y el Centro de Mujeres. Como parte de esta valiosa alianza, Terma cede el plástico y otros reciclables generados durante el proceso productivo de las bebidas para que la Cooperativa lo incorpore al proceso de reutilización y reciclado.

Juan Faggiolini, Director de Marketing de Grupo Cepas cuenta: “Desde hace varios años trabajamos en propuestas innovadoras que aporten valor y colaboren en el cuidado del entorno. El lanzamiento de nuestras primeras botellas hechas a partir de otras botellas es un gran hito para la compañía ya que estamos generando conciencia entre nuestros consumidores sobre una problemática que nos afecta a todos, al mismo tiempo que ratificamos la transparencia de la cadena de producción. Hoy los consumidores no solo buscan productos de excelente calidad sino que estos tengan el menor impacto en el medioambiente, y desde Terma seguimos trabajando para cumplir con esta nueva mirada”.